Curiosidades

Dinero y Moneda

La palabra dinero proviene del latín Denarius e identificaba a una moneda que circulaba en Castilla de Aragón. De la palabra Denarius se deriva Dinar nombre de una moneda en países árabes.

El termino moneda. Origen.

Juno era una diosa romana protectora de los fondos. Los romanos atribuyeron a ella, a esta diosa, según su mitología, que ella les avisaría, les prevendría de la presencia de enemigos galos. Según la leyenda, en un combate, ella se presentó ante los romanos en forma de graznido de gansos, avisando de la inminencia de un ataque de enemigos galos; la diosa avisa, la diosa moneta (amonestar es llamar la atención). A la diosa Juno se le atribuyo la capacidad de avisar, de advertir y comenzó a ser llamada Juno Moneta. A esta diosa se le construyó un templo de veneración por los romanos. Muy próximo a este templo comenzó a funcionar un taller donde eran acuñadas piezas metálicas de forma circular. , las cuales, por transposición comenzaron a ser denominadas monedas. Ese es el origen de la denominación de moneda a las piezas metálicas redondas que circulan hoy en el mundo entero y que actúan como dinero. Las primeras monedas eran irregulares, metálicas, de cobre, bronce, oro u otro metal. Aparecieron por primera vez en las relaciones de intercambio de mercancías en el antiguo reino de Lidia, hoy Turquía, hacia el siglo VII antes de Cristo. Curiosamente esas primeras monedas tenían grabadas figuras de animales: cerdos, toros, ovejas, aves y cada una tenía un peso diferente. La figura de estos animales indicaba el ”valor”, con su peso, que representaba cada pieza. Estas primeras monedas tenían un obstáculo de funcionalidad: eran muy pesadas; esta situación condujo gradualmente a emplear metales más ligeros y que representasen mayor valor. El empleo de unidades metálicas del mismo material llevo a identificarlas por su ”peso” real, onzas, libras…en las operaciones de intercambio de mercancías, de ahí viene que algunas unidades monetarias en el mundo reciban el nombre de peso.

Del nombre de las monedas y su acuñación.

En Rusia se empleaban barras de plata y cuando la mercancía comprada tenía un valor inferior al de la barra se cortaba un pedazo de ésta, llamado rublo, que denota parte, corte. Para el siglo VIII después de Cristo, Carlomagno en Grecia centralizó la acuñación de monedas; en lo sucesivo, en otros países del mundo los reyes comenzaron a centralizar la acuñación de monedas para distintas personas acaudaladas, de lo cual ellos extraían ganancias, no por gusto algunos centros de acuñación de dinero recibieron el nombre de Palacio de la Moneda, como en Chile.